Un mal inici condemna el júnior 2

LUISÖS GRACIA A 65 – 53 UESC 2

Cuando un equipo no es capaz de entender lo que es una competición, se le repiten los males. Un partido se gana desde la defensa (Lluisos defendió) y se pierde en ataque (sólo en el 1ºP (15% de tiro).

Otra de las frases de nuestro deporte dice que cuando vas a jugar a campo contrario y más si este es estrecho, la intensidad defensiva va a mandar.

Como indica el resultado del 1ºP (21-12), nosotros no entramos como se debía y habíamos hablado en la charla ante un partido así y en este tipo de pista.

Como no tuvimos esa personalidad, no entramos en el partido hasta después del descanso, cuando intentamos corregir algunas de las cuestiones tácticas que empleaba el rival, que era el que creaba problemas, y pudimos igualar la contienda (22-22 en la 2ª parte).

Por ello, 15 partidos después caemos ante el mismo planteamiento táctico, que no hemos sido capaces de asimilar durante este periodo de tiempo, incumpliendo el planteamiento de principios de temporada de aprender todas las facetas del juego para depender sólo de nosotros.

Porque, si un equipo quiere ganar, tiene que estar preparado, mental, física, técnica y ¡tácticamente! para competir contra CUALQUIER PLANTEAMIENTO que puedan hacer los rivales. La grandeza de nuestro deporte es que permite a todo tipo de equipos encontrar la manera de poder competir de acuerdo a sus características. Y a estos niveles, mirando hacia la categoría preferente, la calidad individual necesita estar al servicio del grupo, porque individualmente no se resuelven los partidos, si el rival no quiere. ¡Y no podemos estar pendientes del tipo de rival que nos enfrentamos para ver si  competimos o no!. Teniendo capacidad individual, el juego colectivo puede ser muy rico y creativo y poder encarar los problemas que nos planteen. ¡O mejor aún!. Ser capaces de crearlos nosotros.

Parciales: 16-17; 17-12; 12-17; 25-18

Crònica cedida per Braulio Gamero, entrenador del Júnior 2 masculí.

Àrea de comunicació de la UESC